El presidente del Gobierno murciano, Pedro Antonio Sánchez, ha recordado este martes que el trasvase Tajo-Segura “está blindado por una ley que aprobó el Congreso”, por lo que ha pedido que nadie lo busque en una “guerra del agua” porque la actitud de la Comunidad será la de un diálogo “abierto, reivindicativo y exigente con el Estado para poner en marcha un gran pacto nacional del agua que establezca soluciones definitivas”.

Y es que, ha afirmado Sánchez, “provocando no se resuelve”. “Que nadie me busque en una guerra del agua, porque eso le podrá ir bien a unos cuantos, pero cuanto más provoquemos más difícil será solucionar este problema”, ha advertido.

“Los ciudadanos quieren políticas responsables, soluciones a sus problemas y esa será la actitud del Gobierno regional”, ha señalado el presidente murciano, quien ha defendido la “exigencia, lealtad, el trabajo, diálogo y consenso para no engañar a mi gente, a los murcianos”.

Considera, por ello, que la ley por la que el trasvase está “blindado” hay que “respetarla y los responsables públicos especialmente dar ejemplo”.

En su opinión, “la forma de resolver los problemas, la mejor forma de ser útiles a los ciudadanos por parte de los políticos es que en lugar de dedicar tiempo a tirarnos titulares a la cabeza entre unos y otros, en declaraciones de provocación que lo único que conseguimos es poner a la gente nerviosa, hay que emplear este tiempo en trabajar y solucionar los problemas que tienen los ciudadanos, que para eso nos eligen”.

En esta región, ha continuado, el problema del agua es “histórico”, por lo que “nadie nos puede dar lecciones de cómo se utiliza el agua o cómo se paga”.

Tras poner de manifiesto que los regantes “han pagado más de 400 millones por el trasvase, por un agua escasa y muy limitada”, Pedro Antonio Sánchez ha dejado claro que esto “no es un problema solo de Murcia, Castilla-La Mancha o Valencia, sino de España y los murcianos necesitamos que nos garanticen el agua como españoles”.

En esta línea, ha subrayado que en España “hay agua para todos”, por lo que ha instado a que se ponga en marcha un gran pacto nacional del agua que “nos pongan de acuerdo en cómo garantizarla”.

Para concluir, ha asegurado que el agua a Murcia “seguirá viniendo pero ahora queremos soluciones definitivas a medio y largo plazo y para eso tendremos que aprovechar todas las posibilidades y soluciones posibles que sean complementarias”.

EUROPA PRESS