El director deportivo del UCAM CF asegura que en el club han cambiado el chip. Que el descenso de Segunda a Segunda B ha sido un proceso que les ha costado asumir. Ahora vuelven a estar ilusionados, sabiendo que el año que viene el objetivo es estar en esa Liga Pro. Tendrá trabajo este verano, de hecho, ya se está moviendo en el mercado para encontrar diez u once jugadores que refuercen una plantilla que este año no ha logrado estar entre los mejores. Una equipo que estará dirigido, en principio, por Asier Santana, aunque será a finales de esta semana o principios de la siguiente cuando se confirme el entrenador para la temporada que viene del UCAM CF.