Mucho se ha hablado estos días de lo que está suponiendo no poder salir de casa. Pero esa restricción va mucho más allá cuando tenemos algún familiar diagnosticado con alguna enfermedad rara.

En estos casos, salir a la calle es fundamental y aún teniendo el permiso para hacerlo, hay padres que están viendo cómo les insultan desde los balcones. Piden respeto y sobre todo comprensión.