La normalidad ha sido la tónica en el primero de los encierros de Moratalla. Un encierro por vereda de la ganadería de Los Jarales que se ha retrasado unos minutos. Las reses pasaban por estas calles a eso de las 9:10 de la mañana y que según los corredores ha sido algo lento. Por delante aún, 6 encierros más, las fiestas finalizan el próximo 17 de julio, y como siempre a diario, suelta de toros y vacas en un recinto preparado para la diversión en las calles más céntricas de la ciudad. Unas que además contarán con un dispositivo especial de seguridad y emergencias para la tranquilidad de los corredores, de los participantes, y también la de los miles de curiosos que cada año visitan estas fiestas en honor al Santísimo Cristo del Rayo.