Las elevadas cifras de la pandemia en la Región han llevado al Comité de Seguimiento a limitar a dos personas no convivientes los encuentros en la calle o en espacios privados. La decisión se toma tras saber que el 40% de los casos son asintomáticos lo que supone, según el portavoz del Comité, un riesgo. La medida entra en vigor este miércoles.