El presidente de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de la Región de Murcia (Apirm), José Hernández, ha defendido este miércoles un nuevo modelo de negocio, basado en la colaboración, y un urbanismo humanista.

En este sentido y tras reconocer que el sector es sensible a la realidad actual de necesidades de vivienda para personas de bajos recursos, asegura que “hay que atender a toda la sociedad y el urbanismo humanista habla de eso, de la sensibilidad que tenemos que tener sobre esas capas que están en una situación de menor poder adquisitivo”.

“Los promotores inmobiliarios seguimos reivindicando que los impuestos tienen que adecuarse a las necesidades de cada cliente”, ha subrayado el presidente de los promotores murcianos, quien ha avanzado que en el Foro Inmobiliario de la Región, que se celebra este jueves, se presentará un estudio del que se desprende que “el 26,5 por ciento del valor de una vivienda son impuestos y se pregunta qué pasará con esa vivienda asequible”.

Y es que, ha explicado, “no tiene sentido que una vivienda de 300.000 euros tenga un 10 por ciento de IVA y una de 100.000 euros tenga también ese mismo porcentaje de IVA”. “Hay que ajustar los impuestos en base a la demanda y tipología del cliente”, indica.

Para ello, desde Apirm proponen “dibujar un nuevo escenario de promoción inmobiliaria con mayor transparencia y poniendo cada uno en su lugar”.

“Este nuevo modelo de negocio que viene a integrar a profesionales, entidades financieras y empresarios en favor de unos mejores proyectos al final atenderá a que tenemos que medir rentabilidad y ser consciente en ese sentido”, sostiene.

Igualmente, considera que el negocio inmobiliario, “basado anteriormente en el desarrollo del suelo como promoción, ha desaparecido para centrarnos exclusivamente en el nuevo modelo de negocio de hacer vivienda atendiendo a una demanda real”.

Así, sostiene que “no se puede obviar la responsabilidad que tenemos”, por lo que ha hecho un llamamiento al sector y a la sociedad para que cada uno “nos pongamos en nuestro sitio, porque no deseo que el sector inmobiliario esté de espaldas a la sociedad”.

“Al final no tiene razón de ser, por eso es atender la nueva realidad pero con sentido común, ya que la realidad nos dice que este año hemos vendido en la Región más de 11.000 viviendas”, explica Hernández.

SUELO PLANIFICADO, SITUACIÓN LEGAL DE CONFIANZA

En esta línea, también ha expresado su deseo de que “todo el suelo que hay planificado dentro de cuatro años pudiera tener una situación legal de confianza, aprobada en ese sentido”, porque, resalta, “de nada sirve tener mucho suelo si no tenemos esa demanda”.

“Entendemos que hay un plan estratégico de rehabilitación en la Región que tiene mucho sentido y se tiene que poner en marcha y perdemos la oportunidad de regenerarnos, no está edificado sobre desarrollo urbanístico e inmobiliario y el sector ofrece un servicio al resto de sectores y queremos que el Gobierno regional ponga todas las herramientas en funcionamiento, dé la agilidad que el sector necesita y confianza a empresarios profesionales”, ha manifestado.

Por ello, advierte que “ya es hora de pasar una página, atender una nueva era y dejarnos al margen la situación de corrupción, independientemente de que cada uno tenga que atender sus deberes con la justicia”. “Ser capaces de vender Murcia como se merece, pero pasar página en ese sentido y ser muy reivindicativo”, alerta, porque al final “las infraestructuras son necesarias”.

Sobre el nuevo modelo de negocio y la regeneración, apuesta por “dar un producto de mayor calidad, bien equipado”. El cliente “demanda sostenibilidad, ahorro de energía y agua, eficiencia energética e innovación en diseño y materiales, calidad interior de la vivienda, e incluso hay quien certifica sus promociones con una certificadora a nivel internacional que dan una solvencia a ese producto”.

Para poder regenerar el sector y reactivarlo considera que hay que atender a este nuevo modelo de negocio, ya que el mercado inmobiliario de la Región “se ha estabilizado y ahora toca una recuperación moderada”.

EL SECTOR EN CIFRAS

Durante el pasado año se iniciaron en Murcia 663 viviendas, casi las mismas que en 2013, por lo que se observa que el descenso en la producción de viviendas ya ha terminado y se espera que repunte durante este año.

Además, suben por primera vez las viviendas terminadas desde 2006, con 1.178 en 2014, un 24,26 por ciento más que en el periodo anterior.

Por primera vez desde 2006 se ha registrado un aumento en el número de hipotecas sobre vivienda, según Hernández. En 2014 se firmaron 5.563 operaciones, un 2,8 por ciento más que en el año anterior.

Y la venta de vivienda de segunda mano también gana terreno a la nueva entre los extranjeros. Así, Murcia es la cuarta comunidad con mayor porcentaje de ventas a extranjeros.

La expectativa respecto a la compraventa este año es que cierre con cifras similares a las de 2014, ya que en el primer trimestre de 2015 se han vendido 2.495 unidades, un 1,23 por ciento menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Por tipología, la mayor parte de viviendas comercializadas corresponden a las de segunda mano.

El Foro, bajo el título ‘la nueva era del sector inmobiliario’, analizará el nuevo cambio de modelo de negocio y de visión, además de la necesidad de conciliar a los nuevos agentes que han entrado a formar parte del actual escenario del sector y buscar fórmulas de integración mediante cooperación.

Abierto al público y de carácter gratuito previa inscripción en ‘www.apirm.es’, se celebrará a partir de las 11.00 horas en el Casino de Murcia y contará con la presencia, entre otros, del presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España y de la Asociación de Promotores de Madrid, Antonio Gómez-Pintado; el director general de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno; y el director del BBVA Real Estate Research, Ignacio San Martín.

EUROPA PRESS