Más de cuatrocientos atletas de todo el mundo se han congregado en el Palacio de los Deportes de Murcia. Se ha celebrado una competición internacional de aptitud funcional. Unas pruebas en las que se decide quién es el atleta que está más en forma. Los participantes han tenido que demostrar su pericia en halterofilia, salto de comba y remo, entre otras pruebas en las que ganará la persona que menos puntuación acumule durante el torneo.