El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y los representantes del sector agroalimentario y empresarios que integran la Mesa del Agua de la Región, han acordado este viernes realizar un seguimiento semanal del grado de ejecución y avance del decreto de sequía, que incluye medidas de carácter excepcional para paliar la falta de agua en el regadío regional.

El presidente autonómico, que ha estado acompañado por la consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, ha trasladado a los agricultores y regantes el compromiso del Gobierno regional con el sector para seguir garantizando los volúmenes de agua. Destacó los trabajos del Ministerio en la puesta en marcha de medidas extraordinarias para que el sector agrario regional pueda disponer de este recurso con garantías en los meses de verano.

Sánchez, que este jueves trasladó a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, la “preocupación” del sector de cara al inicio del próximo año hidrológico, señaló que la administración hidráulica “mostró su compromiso de seguir avanzando en los cambios normativos que precisa el abaratamiento del precio del agua desalada y la cesión de derechos”, según explicó la consejera de Agua al finalizar la reunión.

En el encuentro, en el que han participado los responsables de Croem, Coag, Upa, Asaja, Fecoam, y los regantes de la Junta de Usuarios y del Sindicato Central de Regantes del Trasvase, el presidente de la Comunidad mostró al sector su disposición de seguir reclamando “un precio asumible” para el agua desalada, que permita que la agricultura regional “siga siendo competitiva”, indicó Martínez-Cachá.

Asimismo, el jefe del Ejecutivo regional ha incidido durante la reunión de trabajo de esta mañana en que la solución definitiva es “abogar por un gran acuerdo” en la planificación nacional que distribuya el agua “de forma equitativa”, por la vía del “consenso y el entendimiento”.

EUROPA PRESS