El presidente de la Comunidad, Pedro Antonio Sánchez, ha expuesto este miércoles durante la reunión de la Mesa del Agua, en la que ha participado el secretario de Estado de Medio Ambiente del Ministerio de Agricultura, Pablo Saavedra, la “exigencia y lealtad con los murcianos” para seguir avanzando “de la mano del Ministerio” en reducir los efectos derivados de la sequía y la “necesidad acuciante de hacerle frente con medidas a corto, medio y largo plazo”.

Tras la reunión de la Mesa del Agua, que se ha celebrado en el Palacio de San Esteban y a la que asistieron miembros de la patronal murciana Croem y de las organizaciones agrarias, productores y exportadores, cooperativas y regantes, el jefe del Ejecutivo regional ha señalado que “no perderemos ni un segundo” en el compromiso con el Ministerio para garantizar el agua a la Región.

Ha añadido que estas cuestiones “las hemos abordado en este encuentro con absoluta claridad para sacar adelante las medidas que sean necesarias. Hemos identificado necesidades”, ha declarado el jefe del Ejecutivo murciano, quien ha calificado la reunión de “positiva, franca, útil y de compromiso”.

“Vamos a trabajar en la misma dirección y a mantener una exigencia importantísima”, ha indicado Pedro Antonio Sánchez, quien ha remarcado que “los murcianos deben tener la tranquilidad de que hay gente trabajando en serio en este ámbito”. El presidente de la Comunidad ha trasladado al Ministerio la “lealtad del Gobierno regional con el millón y medio de murcianos” y, en este sentido, ha dicho, “seguiremos trabajando sin dilatar estas cuestiones”.

El presidente autonómico ha anunciado asimismo que “un comité de seguimiento de la Mesa del Agua se reunirá semanalmente para analizar el grado de cumplimiento y avance de las medidas adoptadas por el Gobierno”.

El Ministerio de Agricultura ha declarado, desde que se puso en marcha el decreto de sequía, un total de 21 actuaciones por 29 millones de euros, lo que supone el 97 por ciento de la inversión total prevista en el decreto de sequía para paliar la falta de agua en la cuenca del Segura.

Durante el encuentro, se ha abordado también la necesidad de “intensificar” los trabajos para agilizar las autorizaciones de cesión de derechos de agua entre cuencas, así mismo los aspectos técnicos y económicos y los cambios normativos que precisa el abaratamiento para la bajada del precio del agua desalada, así como el desarrollo de los trabajos para la conexión de la planta de Águilas al regadío lorquino, que tendrá una inversión de 20 millones de euros.

EUROPA PRESS