Un total de siete juzgados de Murcia, de Lorca, de Molina de Segura y de Cartagena trabajan “a todo ritmo” desde primera hora de este lunes para dar respuesta a la puesta a disposición judicial de los 534 inmigrantes llegados a las costas murcianas desde el pasado viernes a bordo de 50 pateras.

Así lo ha hecho saber el delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Bernabé, quien ha destacado la “total normalidad” en la que se están desarrollando los acontecimientos, y ha recordado que a lo largo del domingo no había llegado ninguna nueva patera, ya que los últimos 15 inmigrantes desembarcados fueron interceptados el sábado por la noche.

Bernabé hizo estas declaraciones el domingo tras mantener una reunión de coordinación en la que participaron, entre otros, el presidente del Tribunal de Justicia de la Región de Murcia (TSJMU), Miguel Pasqual del Riquelme, la alcaldesa de Cartagena, Ana Belén Castejón, el jefe superior de Policía Nacional de Murcia, Cirilo Durán, y el coronel de la Quinta Zona de la Guardia Civil, Jesús Arribas.

En referencia a los inmigrantes, Bernabé ha señalado que “se está desarrollando toda la estancia de estas personas tanto en el Pabellón de Bastarreche como en diversos centros de detención con total normalidad a lo largo del día de este domingo”, de forma que a lo largo de toda la jornada, la Delegación se ha dedicado de forma “muy especial” a trabajar de forma coordinada con la Policía Nacional y con el TSJMU para tratar sobre la puesta a disposición judicial de estas personas este lunes.

Asimismo, Bernabé ha destacado que ya está montado todo el operativo y, este lunes por la mañana, siete juzgados de la Región de Murcia “se van a poner en exclusiva a trabajar en esta cuestión”. Precisamente, Pasqual del Riquelme acudió a Cartagena para completar la coordinación para el dispositivo judicial desplazado y supervisar las instalaciones habilitadas.

En este sentido, Bernabé ha recordado que hay otros partidos judiciales a los que fueron trasladadas algunas de estas personas. En concreto, este lunes atenderán a inmigrantes juzgados de Murcia, de Lorca, de Molina de Segura y de Cartagena.

Además, Bernabé ha señalado que habrá una comisión judicial específicamente trasladada al pabellón de Bastarreche para “facilitar todo lo que tiene que ver con la asistencia a estas personas”, con la asistencia no solo del juez, sino también del fiscal, del abogado del turno de oficio y con los correspondientes traductores.

“Indudablemente si este lunes estas personas salen con una orden de expulsión como ocurre previsiblemente que ocurrirá, aunque eso lo tiene que determinar un juez, en primer lugar tendrán que pasar a un centro de internamiento, donde tendrán que quedar internos un periodo de 60 días como marca la legislación”, ha señalado el delegado del Gobierno.

Una vez que finalice ese periodo de internamiento, Bernabé ha avanzado que “ya se procederá a la extradición a su país de origen, que en su inmensa mayoría es Argelia”.

Al ser preguntado por el lugar en el que pasarán la estancia de 60 días, Bernabé ha señalado que el Ministerio de Interior es el encargado de distribuirlos en centros de internamiento autorizados en todo el territorio nacional.

A este respecto, ha precisado que el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Murcia “acogerá una parte, pero como falta capacidad, serán trasladados a otros lugares”.

“Una vez que pasan a disposición judicial, ya serán los jueces los que determinen el ritmo de trabajo, pero están todas las contingencias cubiertas y todas las administraciones trabajando de forma coordinada de una forma ejemplar ante un hecho que jamás había pasado, no en la historia de Murcia sino en la historia de España”, según Bernabé.

Y es que ha recordado que “nunca se había dado una oleada de este tipo y, de verdad que la coordinación está siendo verdaderamente espectacular”, por lo que ha expresado su “aplauso y reconocimiento a todos los que están trabajando en ella”.