Cuando hablábamos de familias en los 90 nos referíamos a una pareja con 2 hijos. Más de dos décadas después solo el 31% de los hogares españoles responde a ese perfil tradicional.

La pareja es la forma de convivencia más común en España. De hecho más de la mitad de los hogares españoles en 2017 están formados principalmente por una pareja, seguidos por los hogares en los que vive una sola persona y los monoparentales. Actualmente, hay más familias formadas por una madre y un hijo que numerosas.

En la Región registramos el mayor número medio de hijos por mujer en todos los grupos de edad. Aunque ese esquema actual sea hoy en día mucho más diverso, ya no se pasa tanto por la vicaria. Con los años evoluciona el tipo de unión y lo hacen también entre aquellas parejas del mismo sexo y que optan por la vía de pareja de hecho para oficializar su unión.

Hogares muchos y muy variados en nuestro país, en los que tampoco podemos olvidarnos de esa otra parte de la población que vive sola o las familias que incluyen a sus mascotas en el árbol genealógico.