Es el el traslado de los ocho inmigrantes llegados la semana pasada en patera, inmigrantes que dieron positivo en las pruebas del coronavirus. Uno de ellos se fugó este fin de semana del hospital Santa Lucía, fue detenido el domingo por la noche. Del Santa Lucía han pasado al hospital Virgen del Alcázar de Lorca porque, según Salud, requieren de cuidados médicos.