El expresidente del club grana cree que ahora este modelo, con el que antes estaba de acuerdo, no es el camino para salvar a la entidad económicamente. Además, está preocupado por la gestión que se está haciendo no solo en lo institucional si no también en lo deportivo, y espera que se tenga en cuenta su petición y la del 5% del accionariado, para obligar al actual consejo a celebrar una Junta extraordinaria para entre otros puntos, abrir el club a la posibilidad de grandes inversores.