Más de 50 jóvenes se concentraban en un botellón en la playa de Cabo de Palos (Cartageba) sin mascarilla y sin distancia de seguridad. Los vecinos alertaron a la Policía y cuando se dispusieron a disolver la concentración se vivieron momentos de tensión, un agente resultó herido.