Una historia con final feliz. Un alumno del Instituto Ramón Arcas Meca, en Lorca, salvó este miércoles la vida de uno de sus compañeros cuando estaba en clase gracias a la técnica de Heimlich.

La conocida como maniobra de Heimlich sirve para desobstruir el conducto respiratorio y puede hacer que cualquier persona de a pie se convierta en un héroe. Él es Antonio, y gracias al conocimiento de esta técnica, salvó la vida de uno de sus compañeros de instituto, David.

Apenas fueron unos segundos de confusión, pero la reacción instintiva de Antonio evitó una tragedia. Por eso los profesores insisten en la importancia de enseñar técnicas de primeros auxilios desde los primeros cursos. Por suerte, después del susto, Antonio y David vuelven a reír y a pasear juntos por los pasillos.