Giro en el caso de las presuntas agresiones sexuales de tres chicos afganos a tres hermanas estadounidenses en Murcia. Un auto judicial señala que las víctimas incurrieron en bastantes contradicciones. Los investigados, además, van a demandar por denuncia falsa a la chicas.

Los sospechosos fueron detenidos y se les impuso medidas cautelares. Pero conforme se conoce más del caso, más dudas surgen. En el giro al caso, ayuda que los sospechosos han cambiado de abogado. Mantienen que no forzaron a las denunciantes y que ellos se han convertido en víctimas de insultos y persecuciones. El primer paso será pedir el fin de las medidas cautelares, el segundo que las denunciantes declaren en el juzgado de Murcia y después que respondan por lo que entienden fue una denuncia falsa.