En plena madrugada, el incendio de una vivienda en Molina de Segura ha obligado a los vecinos a desalojar el edificio en plena madrugada. Las llamas se originaron en el tercer piso de este bloque en el que, por suerte, no había nadie en ese momento. Así es como ha quedado todo: reducido a cenizas. Por el momento se desconocen las causas del fuego y, afortunadamente, no hay que lamentar ningún herido.