Raúl Martínez lo niega, dice: “No soy un héroe, ayudé en lo que pude”, pero quién sabe qué habría pasado sin su valiente actuación. El incendio se produjo la noche de este lunes en una vivienda de Águilas, donde se encontraban dos personas de avanzada edad.

Al lugar acudieron bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia (CEIS), con tres efectivos a bordo de dos vehículos, así como patrullas de la Policía Local. Al llegar, los bomberos indicaron que se había iniciado en el comedor de la vivienda y que había una gran cantidad de humo negro que salía por las puertas y ventanas, y señalaban como causa posible una estufa eléctrica de pared.