Imágenes de las cámaras de seguridad de una vivienda en Los Garres, en Murcia. Agentes de la Policía Nacional irrumpen y registran el domicilio en busca de droga. No hallan nada, pero esposan a un matrimonio con su hija. Al parecer los presuntos narcotraficantes vivían a escasos metros y daban la dirección de esta familia a los clientes.

Los moradores de la vivienda afirman que es un error, que les han dado un susto de muerte y que tienen que pagar la puerta rota.