Vuelven a sacar sus barcos después de un mes atracados. Algunos pescadores que dejaron de faenar tras la aparición de peces muertos regresan al Mar Menor y al Mediterráneo. Entre los que vuelven a pescar en esas aguas se encuentran los que no recibirán ayudas de las administraciones. El sistema de cálculo de la legislación de la Unión Europea ha dejado fuera de las ayudas a 23 barcos.