Alrededor de 17 mil murcianos han resultado heridos en accidentes de tráfico en la última década. Entre las lesiones más comunes está el esguince cervical, y el perfil suele coincidir: hombre con coche antiguo circulando por vías convencionales que va generalmente de copiloto. La irresponsabilidad también hace que el 79% de los murcianos heridos graves sufran secuelas de por vida.