Unos 300 afectados en Lorquí por las riada de Santa María. El nivel del agua llegó en algunas casas a casi dos metros. Hoy los vecinos siguen sacando los muebles estropeados y el Ayuntamiento pide ayuda para achicar los huertos embalsados de agua.