El partido comenzaba con fuerza desde el primer momento. Ambos equipos estuvieron muy igualados con varias oportunidades de gol. A los cinco minutos del comienzo de la segunda parte, al Linares se le anuló un tanto por fuera de juego.

El Real Murcia no terminaba de controlar el partido. A ocho minutos del final, Armando marcó el gol del encuentro rematando con la cabeza tras un córner. Pero no acabó ahí el partido, el equipo grana pudo conseguir el segundo, pero una acción desafortunada de la defensa obligó a Fernando a salir fuera del área y derribar a Salinas. El colegiado decidió la expulsión del meta murciano. Tras esto, el delantero Carlos Álvarez fue el responsable de la portería durante el resto del partido.

El partido quedó 0-1 y el equipo murciano aprovechó la oportunidad de reafirmar su liderato, mantieniendo la distancia a cinco puntos del UCAM.