Biel Ribas, guardameta del Real Murcia, asegura que está a gusto y que con Víctor Gálvez ha llegado la estabilidad al club.

El jugador ha pasado por LA 7 DEPORTES y ha repasado el pasado, presente y futuro, y sobre todo, una temporada muy dura en lo institucional. Ha asegurado que no se arrepiente de haber escogido al equipo grana en verano y que en enero estuvo a punto de marcharse, pero que las ofertas no se materializaron finalmente. Reconoce que ha sabido cambiar la opinión del aficionado murcianista con respecto a su figura por su pasado universitario, y que ahora siente el cariño del público. El mallorquín es cauteloso en el emparejamiento en esta primera ronda con el Elche, y avisa que para doblegar al histórico conjunto ilicitano será fundamental dejar la portería a cero, donde su papel se convierte en principal.